Era un día de esos normales en los cuales fuí a un cyber para ver pornografía gay, me encanta ver como un hombre somete a otro... además me parece que me están penetrando a mí...

Ése cyber es uno en el que las cabinas son completamente cerradas, son de madera pero son altísimas, hay un punto en el que te puedes asomar hacia la otra cabina pero es muy alto, es decir, ahí sí tienes privacidad y de la buena, ése día estaba disfrutando de los vídeos pero yo podía escuchar que las paredes de la cabina se movían, esto no me preocupaba mucho porque era común que pasara, pero en este día era con más frecuencia y mucho más rápido, yo seguía viendo videos cuando tuve la sensación de que alguien ,e observaba, me asusté mucho puesto que nadie sabe que soy gay, entonces pensé. ¿Cómo es posible que alguien te esté viendo si la cabina es completamente cerrada?, entonces perdí mi despreocupación y seguí viendo las pelis, cuando escuché que alguien decía: "sssss", yo no le puse atención, pero escuché que cada vez se hacían más frecuentes esos llamados y fue cuando escuché que alguien dijo suavemente: "puedes venir a mi cabina por favor...", en ese momento me entró un miedo porque pensé que me habían descubierto pero en ése momento ésa persona me dijo:"...es que tengo problemas con la compu, puedes venir a ayudarme"?, entonces me sentí aliviado al saber que no era que me habían descubierto, me dirijí a su cabina y al abrir miré un hombre y él estaba viendo porno heterosexual y estaba con el pene afuera masturbandose, me quedó viendo fijamente a los ojos y me dijo: "sólo quédate viendo porque quiero masturbarme viendote a ti" yo tuve mucho miedo, me dirijí corriendo a mi cabina a cerrar todo lo que tenía en las páginas y trataba de hacerlo muy rápido porque pensé que él se metería a mi cabina, me dirijí a pagar a la dueña del cyber sin dar la cara a su cabina (por el miedo, ya que era la primera vez que esto me pasaba), cuando salí estaba asustadísimo y al dar la vuelta a la cuadra ahí estaba él esperándome, yo traté de pasar rápido por dónde estaba él y sin tratar de verle la cara, cuando pasé a su lado él me tomó del brazo y me dijo: "no te gustó lo que viste", yo le contesté que porqué él había hecho eso y me respondió que fue porque él me vió por un hoyo de la pared que yo estaba viendo porno gay, yo me sonrojé y él me dijo que no tuviera pena y me dijo que lo acompañara a un lugar que según él me iba a hacer estar más tranquilo y sin que me diera mucha pena, yo accedí porque no quería que la gente mirara que yo estaba hablando en la calle de ese tema, lo seguí como a dos cuadras y era a su casa a la que él me llevó, yo le pregunté que para qué hacia eso y él me respondió con una sonrisa, me dijo: "pasa al cuarto y nadie se dará cuenta de lo que yo ví hoy", yo no supe que hacer porque sentía miedo y a la vez me excitó su propuesta porque yo nunca habia tenido sexo con un hombre, yo era virgen, como me quedé congelado él me tomó la mano y me llevó a su cuarto, fue cuando yo le traté de pedir que no lo hiciera cuando me dió un beso con lengua en la boca, me pasó hasta saliva, wow! eso era delicioso, me bajó mis pantoles y comenzó a mamarmerla una y otra vez, yo casi explotaba de la sensación, se bajó sus pantalones y dirijió mi cabeza a su pene, era gordo, moreno, bien grueso, de unos 20cm, un glande bien hermoso y unos huevos bien grandes, lo metí a mi boca y era lo más jugoso que había probado en mi vida, lo metía y lo sacaba, era todo un experto a pesar de ser la primera vez y me daba más placer aún cuando yo veía su cara tan placentera, hizo que yo parara, me volteó y comenzó a mamar mi culo, era una experiencia deliciosa, wow! esa mamada de culo era ríquisima, hasta que sentí algo que iba entrando a mi culo, lo volteé a ver y me dijo, esto te pasa por puto, y en eso me dejó ir toda su cuca en mi culo, pegué un grito muy alto, se me salieron mis lágrimas y le pedí que parara, él me dijo: "tú crees que voy a parar?, tu culo está muy rico como para parar ahorita", mientras me la metía y me la sacaba cada vez entonces el dolor se transformaba en placer, me cambió de posición, me puso encima de él, de frente a él, entonces comenzé a hacer lo que hacían en las peliculas pornos, me movía hacia atras y hacia adelante, cada vez mas rápido, sus gemidos de placer me gustaban mucho, mientras yo hacía esto él me pidió que lo besará, yo accedí y adoptamos una posición sensual, como mujer y hombre, sentir su caliente pene dentro de mí era asombroso, sentir esa sensación era rica, yo apretaba frecuentemente mi culo para que le diera más placer, en eso, él me pidió cambiar de posición, el se quedó sentado y yo enganchado en él, esa posición nunca la había visto pero él me dijo que me moviera circularmente, así lo hice y el pene ahora se sentía mucho más grande, claro, la posición lo favorecía, entre metidas y sacadas juntos con besos él comenzó a gemir más fuerte y sentí algo caliente en mí: su semen!, me decía ers un comelón de primera, perra, zorra, que rico culo tienes, yo sonreía y le daba besos con lenguas, quiso sacar su pene, entonces yo le dije que no lo hiciera que ahora era mi desquite, él obedeció, y seguía dandole a ése pene a pesar de sentir que había disminuido de tamaño, entonces fue mi momento de venirme, le lanzé mi leche en su pecho, él me quedó viendo sensualmente, tomó con sus dedos mi leche y comenzó a chuparsela y a la vez me daba besos con mi leche en su boca, la sensación de terminar teniendo un pene en tu culo es lo más rico que existe, no lo cambio por nada!, decidí sacarme su pene y estaba todo flácido con leche de él encima, procedí a chuparselo hasta que quedó bien limpio, nos quedamos acosatados ahí como media hora, él me tocaba de vez en cuando mi culo y yo su pene,nos dabamos besos y entonces me dijo que me fuera, que pronto llegarían su familia, nos fuimos a dar un baño juntos entre besos y abrazos, me alisté y me fuí, él me acompañó una cuadra, eso ya fue anocheciendo por lo cual no me daba pena que me miraran con él puesto que ya nadie podía ver mi cara en la noche, me dejó en una esquina solitaria para que yo tomara un taxi, me pidió mi número (se lo dí) me dió un beso en la boca y me dijo al oído: "eeres el chico más rico que he probado, ahora eres mi mujer, desde ahora ése culo no tendrá descanso", yo sonreí y tomé un taxi mientras observaba que cada vez me alejaba de él... A partir de ese día nos vemos frecuentemente y tratamos de experimentar siempre cosas nuevas en el sexo, wow, ese chico si que es mi hombre... :D