Para los que empiezan a leer este relato les aconsejo leer primero El comienzo con mi linda vecinita 1 y 2

Bueno siguiendo con las aventuras con mi vecinita, ya era toda una costumbre el toqueteo y el poco sexo anal que me daba, las cosas eran divertidas pero yo quería más y como cosa del destino se dio la oportunidad. Mi hermano y ella cumplen año con una semana de diferencia, primero cumple mi hermano y la siguiente semana cumple ella, así que llego el cumple de mi hermano y este lo iba a celebrar en casa de una noviecita que tenía e invito a todos incluyendo a mi vecina y su hermana. En mi casa se acostumbra a llegar temprano a las fiesta para colaborar en los arreglos así que se fueron todos muy temprano menos yo, mi vecina como leyéndome la mente tampoco se quiso ir temprano con el resto de mi familia, así que tan pronto tuve la casa para mí solo la llame y en pocos minutos ya estaba en mi casa, el solo hecho de verla llegar y saber que estaríamos solos los dos hizo que mi pene saltara como un resorte, ella venia vestida con una faldita muy cortica y una franelita de tirantes que dejaba ver perfectamente que no traía sostén y se notaban sus pezones muy duritos. Ella entro a la casa cerró la puerta y se lanzó de una a mis brazos, me abrazo y nos dimos un beso intenso, nuestros lengua jugaban juntas mientras mis manos ya estaban bajo su faldita comprobando que tenía una diminuta tanga, esta niña había venido dispuesta a todo? ella solo se limitaba a besarme y dejarse meter mano por mí, yo recorría cada centímetro de su cuerpo de manera sádica sin encontrar reproche alguno? Como el cuarto más cerca que tenía era el de mis padres nos metimos en ese, la tire en la cama subí su falda y empecé a comerle esa vagina tan rica que tenía, uff su sabor su olor su todo me volvías loco, ella gemía y gemía mientras ya mi lengua iba desde su vagina hasta su ano, pare por un segundo para desvestirla por completo y admirarla, no podía creer que esa jovencita seria para mí, pero hay la tenía completamente desnuda en la cama viéndome con ojos de deseo y dispuesta a hacer todo lo que yo dijera o así lo pensaba yo? Yo igual me desvestí para que por primera vez desde que empezamos este juego me viera denudo y supiera lo que se iba a comer, como siempre he dicho mi pene es de tamaño normal según yo (unos 16 cm) y un grosor algo exagerado? mi vecinita l verme desnudo sus ojos se abrieron más de lo normal, era la primera vez que podíamos admirarnos sin miedo a que nos descubrieran, le tendí mi mano para levantarla un poco de la cama y así su cara quedara a escasos centímetros de mi pene y ella de forma automática abrió la boca para recibirlo, uff fue sentir esos labios en la punta de mi pene y explotar en un suspiro intenso, mi vecinita aunque hasta ahora me había demostrado ser novata en el tema del sexo me estaba dando una mamada de película, sus labios se acoplaban perfectamente en mi pene mientras su lengua jugaba con él, mi pipe entraba bastante en esa boquita a pesar de ser una boca algo pequeña? mi pene entraba y salía de esa boquita muy rápido, parecía que estuviera cogiéndome (fallándome) esa linda boquita, mi vecinita solo se limitaba a verme con su carita de inocente? al cabo de una rato pare aquella mamada tan rica que me daban, mi vecinita se veía algo agitada mi pene era una mezcla de mis liquido con su saliva, apenas iniciaba la jornada de sexo para los dos, para calmar un poco su agitación empecé a besarla suavemente por el cuello, hasta llegar a su boquita la cual bese tiernamente, mis manos recorrían todo su cuerpo poniendo más esmero en su vagina, cuando note que ya estaba algo más calmada pero más excitada deje de besarla y me acomode entre sus piernas, mi pene tuvo el primer contacto del día con su vagina y esto ocasiono que ella recuperara un poco la cordura y me frenase en seco, me dijo que era virgen (cosa que yo sospechaba) y que le daba miedo perder la virginidad en ese momento, para no estirar mucho esta parte les puedo decir que fue una insistencia de mi parte intensa para hacerla cambiar de parecer hasta el punto que me moleste un poco y ella lo noto y propuso para satisfacerme que podía hacer lo que quisiera con su colita, que ya por ahí habíamos hecho bastante y que si quería podía hacer más ese día? mi rabia desapareció y en su lugar se ubicó una excitación inmensa, hasta ahora solo una pequeña parte de mi pene había estado en su colita por miedo a que nos descubrieran, pero esta vez era distinto, no había nadie y esa colita seria toda mía? acepte el trato y la acomode de lado en la cama, vi en unas de las mesitas de noche del cuarto un pote de vaselina (nunca averigüe porque mis padres tendrían un frasco de vaselina en su cuarto, aunque tengo mis sospechas jejej), el caso es que unte mi pene con mucha vaselina y el culito de mi vecina también, y así de lado empecé a hacer presión, entre lo húmedo que tenía mi pipe, la vaselina y la poca resistencia de mi vecinita mi pene entro casi todo en aquella colita, se sentía rico como palpitaba aquel culito, mi vecina tenía los ojos cerrados pero no veía muestra de dolor en su rostro, así que saque un poco mi pene para luego meterlo por completo, uff el gemido intenso de mi vecina me hizo ver que aunque le dolía lo disfrutaba así que saque casi todo mi pene para meterlo una vez más arrancando otro gemido intenso, fui arrancado gemidos más intenso en cada arremetida que daba, ya esa colita era mía, mi pene entraba a su antojo por completo en aquel culito? al cabo de un rato y ya viendo que esa colita estaba completamente dilata decidí cambiar de posición, saque mi pene de aquel agujero que hace un rato era prácticamente virgen, me limpie un poco ya que estaba algo sucio y la coloque en cuarto al borde de la cama, la visión era perfecta tener a mi vecinita en cuatro esperando a que yo penetrara su colita era la gloria, mi mente siempre ha sido algo sucia y se me ocurrió que me hiciera nuevamente otra mamada en esa posición, ella quiso apartar la cara pero le recordé que había prometido dejarme hacer de todo mientras no me metiera con su virginidad, así que ya convencida abrió la boca para recibir nuevamente mi pipe que aunque estaba limpio había estado en su culito hace apenas un ratico, la mamada fue algo más tranquila mientras yo metía mis dedos en aquella colita totalmente abierta, cuando vi que la mamada no pasaría a mayores saque mi pipe de su boquita para llevarlo a su colita, me situé detrás de ella de pie al borde de la cama apunte mi pene a su culito y de una metí la mitad del mismo arrancando un grito de mi vecinita que busco apartase rápido de mí, pero se lo impedí agarrándola fuertemente por la cintura y terminando de clavar todo mi pene en ese culito tan apretadito que tenía, su cara era de sufrimiento sus uñas estaban enterradas en la cama mientras yo bombeaba sin parar aquella colita, al cabo de un rato ya su cola nuevamente estaba acostumbrada a mi pene y ella paso de estar suplicado que lo sacra a pedirme que le diera más y más duro, la cama parecía que se iba a desarmar sus gemidos eran intensos, por un momento me pareció ver a alguien en la ventana pero no me importo, solo quería llenar esa colita de leche de semen, ella ya no estaba en cuatro ya de tanto darle estaba acostada boca abajo recibiendo cada penetrada de mi pene, sus manos abrían más y más sus nalgas buscando más penetración, el sudor nos recorría todo el cuerpo, mis manos jalaban su cabello hacia atrás buscando que levantara más la cola para penetrarla más profundo, era la viva imagen de un video porno con una protagonista de esas que tienen cara de angelito, saque mi pene y vi lo abierto que estaba aquel culito, la hice parar de la cama y que se apoyara en una pared y nuevamente mi pene invadió todo su culito, ya no había quejas esta niña se estaba haciendo adicta a tener mi verga en un culo, en esa posición no dure mucho e inunde toda su colita con mi semen, eran chorro y chorro de semen que entraban en su culito, así sin separarnos nos movimos hasta la cama y caímos exhaustos? al recuperar un poco los ánimos, nos levantamos y nos fuimos a dar un baño, aun teníamos que ir a la fiesta de mi hermano, en el baño nuevamente fue sexo anal profundo e intenso y ya cuando salimos nos tocó vestirnos ella me dijo que su hermana aún no se había ido para la fiesta así que nos tocaba llevárnosla, de ahí en adelante el día o lo que quedaba de el paso normal, en la fiesta me encontré con algunos amigos y me distancie un poco de mi vecinita que se veía algo molesta por eso, en un trayecto de la noche la hermana de mi vecinita me dijo que quería hablar conmigo a solas pero esa noche no se pudo? Ya les contare lo que paso luego de este día, lo que disfrute de mi vecinita en su cumpleaños y lo que hable y conseguí de su hermana? será hasta el siguiente relato.